sábado, 27 de agosto de 2016

Truquitos para los sujes en verano

Hola chicas!!

En esta entrada voy a compartir con vosotras algunos trucos para que no asomen los tirantes o el contorno del sujetador, sobre todo en esta época que llevamos vestiditos, camisetas de tiras y demás.

Os van a valer aunque tengáis pecho grande, porque no recurro a tiras finas, ni esos inventos del demonio como tiras de silicona o las copas que se pegan a las tetas, hablando claro. 

Eso sí, en la mayoría de trucos queda mejor si sois bajitas... no veis relación? Seguid leyendo!



Mono con abertura en la espalda 

Me compré en las rebajas del año pasado un mono muy cómodo, elegante, fresquito, que pega con todo y muy bien de precio... el problema? Que tiene la espalda abierta. Al ser blanco y negro al principio pensé en llevarlo con un sujetador negro, pero le quita encanto...


Este truco os vale independientemente de si tenéis mucho o poco pecho, pero tenéis que ser bajitas. ¿Por qué? Os cuento: yo no llego al 1,60m de estatura, así que les tengo que arreglar el bajo a prácticamente todos los pantalones y vestidos largos. Lo que hice fue guardar los recortes que sobraron (si lo llevo a una modista le pido que me los guarde y no te pone ningún problema!) y con ellos hice un tubito para envolver la parte de atrás del contorno del sujetador. Mucho más bonito, verdad??




El tubito es muy fácil de hacer: sólo hay que coser el retal de tela del revés para cerrar el círculo, y darle la vuelta. Después se mete la tira del contorno del sujetador por dentro, se abrocha, se coloca y listo!











 



Para esconder las tiras, me contaron un truco muy bueno que no conocía: se atan los lacitos que vienen por dentro de la prenda al sujetador para que se mantengan juntitos. Puede asomar un pelín, pero no se nota, y desde luego no da el cantazo de la tira del sujetador entera por un lado y la de la prenda por el otro.















Vestido de boda escote corazón

¿Por qué el 90% de los vestidos de fiesta de verano no llevan tiras? Casi todos son palabras de honor o similares. Son muy bonitos en las modelos, pero yo no puedo pasarme un día entero con un sujetador sin tiras: me resultan incómodos, no favorecen mucho precisamente, y estoy con la paranoia de que se me va a escurrir el vestido y/o el sujetador y se me va a ver más de lo que quiero.

Después de mucho buscar, el verano pasado compré un vestido con escote corazón, sin tiras, y le pedí a la modista que me guardara los retales de arreglar el bajo para hacerle unas tiras al vestido. Aquí ya hay que saber un pelín más de costura, así que se lo encargué a mi madre. No tengo ninguna foto del "antes", pero podéis ver que no se nota el arreglo, y son suficientemente anchas para tapar las tiras del sujetador aunque me mueva.

Además, no se me escurre para abajo el vestido.

Más de una estará pensando que sería más bonito sin esas tiras, pero así iba muchísimo más cómoda, y quise buscar el equilibrio entre estética y comodidad.






Doble tira para vestido de boda

Y más bodas! Son estas ocasiones las que me traen quebraderos de cabeza. En esta ocasión, el vestido traía unas tiras de quita y pon, pero eran muy finas y no tapaban las del sujetador.

Una vez más, guardé los retales sobrantes de arreglar el bajo. Esta vez no le cosí unas tiras, porque ya traía, sino que hice dos tubitos para meter por dentro las tiras del sujetador (se sobreentiende que es en un sujetador son las tiras de quita y pon). Al ser de la misma tela, parece que es un vestido con doble tira, y en mi opinión, le da un toque original. 

Otra opción habría sido dejar sólo las tiras que envolvían el sujetador, y para asegurarme de que el vestido no se moviera, coserlo al sujetador. Sólo habría que descoserlo al final del día. Da un poquito más de trabajo, pero sería la solución perfecta si no os convence lo de la doble tira ;)




























Camisetas de espalda nadadora

Si no queréis comprar un sujetador de espalda nadadora, existen unos ganchitos de plástico para traer las tiras hacia el centro de la espalda. Los venden en mercerías y demás, pero hay otra opción de coste cero...




Suelo comprar sujetadores con tiras de quita y pon, porque me dan más juego al poder intercambiarlas, así que lo que hago  es desengancharlas, alargarlas, cruzarlas y volver a engancharlas. No se ve la tira por ningún lado y no te tienes que gastas un euro.   


Palabras de honor para cualquier ocasión

Ya os di truquillos arriba para bodas o eventos especiales y que queden perfectos, pero para salir de fiesta un sábado cualquiera tengo un par de tiras "bonitas". Vamos, que le pongo esas tiras al sujetador, por encima el palabra de honor, y las voy enseñando porque quedan como un complemento o un adorno. 


Camisetas con las tiras al cuello

De chavalita yo creo que se llevaban más, últimamente no las veo tanto... De aquella lo que hice fue comprar en una mercería dos ganchitos de sujetador y una tira a medida. Cuesta una ridiculez. Coses los ganchitos en cada extremo y ya está! Una tira a medida para esas camisetas. Una vez más, sacándole partido a los sujes de quita y pon.

Si las tiras de la camiseta son simples cordones, también puede quedar bien la parte de arriba de un bikini.


Espaldas completamente al aire

No hay solución. Por lo menos no para chicas con pechos grandes o maniáticas como yo. 

Hay quien usa sujetadores completamente de silicona, o de tela con los bordes de silicona, en ambos casos autoadhesivos. Yo los probé una vez y me parecieron de los peores inventos que hay.

Yo directamente no compro este tipo de vestidos. Vaya si habrá otros modelitos donde elegir! 


Espero que os sirvan estos consejos! Ya conocíais algunos? Si os sabéis alguno más compartidlo con todas nosotras en la sección de "comentarios" :)

Besotes!

Lau Potis


Sígueme también en facebooktwitter e instagram




lunes, 22 de agosto de 2016

Regalos de las revistas de Septiembre

Buenaaaaaaaaaaas!!

Este mes las revistas vienen cargaditas! Rituals, Make Up For Ever y tendencias de otoño para deprimirnos el final del verano :P


Glamour (3,50€)

Nos trae a elegir la espuma de ducha o la crema hidratante de Rituals de la colección Yogi Flow, con aroma a rosa india y aceite de almendra dulce.





viernes, 5 de agosto de 2016

Mi nueva rutina de cuidado del rostro: piel mixta

Hola a tod@s!

Qué tal? Llevo ya una buena temporada sin ningún post a parte del de los regalillos de las revistas. Así que hoy os contaré mi rutina de cuidado de la piel, quedaros si tenéis la piel mixta!



He estado usando estos productos a diario desde hace un par de meses, y he notado que tengo la piel EQUILIBRADA (os vais a cansar de ver esta palabra en el post). Creo que es muy importante este concepto en la piel mixta. Bueno, un momento, empecemos por lo básico, ¿qué es la piel mixta? Aunque os sorprenda, la mayoría de la gente no lo sabe, le preguntas su tipo de piel y te sueltan un "no sé, mixta" como quien dice piel normal...

Pues bien, una piel mixta tiene zonas grasas Y zonas deshidratadas. Es decir, zonas con exceso de sebo y otras zonas secas. Este tipo de pieles lo que necesitan es un tratamiento que hidrate sin dejar la piel pringosa (hablando claro), y que limpie en profundidad sin resecar.

Pues bien, estos son los pasos que sigo a diario. Más abajo os comento tratamientos semanales. Tenéis el enlace de cada producto pinchando encima  ;)


1. Limpieza

Agua micelar Mat Control de Garnier para pieles de mixtas a grasas y sensibles (400ml, 5€ aprox)

Dice que "Desmaquilla, limpia, matifica, y es apto para rostro, labios y ojos". A ver, que tampoco se suba a la parra... es un agua micelar, así que para cualquier maquillaje de larga duración o un poco intenso ya le puedes echar paciencia y discos de algodón.

Yo la uso para limpiar rostro y labios si voy sin maquillar o  si tengo, por ej, un poco de colorete y un bálsamo con color. Noto que limpia en profundidad pero es suave a la vez, y me parece muy práctica la forma de uso.





Jabón Bella Aurora

Sin embargo, cuando me toca limpiar el rostro a la hora de ducharme, prefiero usar una pastilla de jabón específica de Bella Aurora. No me fiaba mucho de los jabones, porque se supone que son más agresivos, pero me lo regaló mi amiga Arantxuli y la verdad es que estoy muy contenta: limpia sin resecar, y para la ducha me resulta más práctico, porque así ya tengo todos los productos dentro de la ducha.


2. Tónico 

Shine Refine Tonic sebo-regulador de Kiko (200ml, 11,90€)

Llevaba tiempo sin usar tónico, y lo echaba de menos! Elegí este de Kiko, porque es EQUILIBRANTE; dice que "elimina las impurezas y el exceso de sebo, limpia los poros y reduce su aspecto y dimensión, hidrata la piel y aporta tersura", todo ello gracias al ácido salicílico de origen natural (da menos problemas de reacciones adversas en la piel que el sintético y hace lo mismo). Muy bien, este ya se ajusta un poco más: sí que se nota la piel más limpia, super fresquita por el aroma a pepino, pero calmada a la vez. Sólo he notado un picorcillo una temporada que estuve resfriada y con la nariz pelada, pero claro, es normal. En cuanto a reducir los poros... ahí ya no le puedo dar la razón, pero bueno, llevo ya muchos años con los poros en este estado, y yo creo que no tienen solución. Estas cosas hay que atajarlas en la edad del pavo, o adiós-muy-buenas.

Antes de este tónico usaba la famosa loción clarificante de Clinique, mucho más agresivo, y otros tónicos que sinceramente, no notaba que me hicieran absolutamente nada. 





3. Crema hidratante

Pasamos directamente a la crema hidratante, porque solo uso serums en épocas de cambio de estación, cuando mi piel se deshidrata o se ve apagada. El resto del año prescindo de ese tratamiento.


Hydra Pro Matte de Kiko (50ml, 20,90€)

Se describe como un "fluido hidratante y matificante con ácido hialurónico: hidrata la piel a largo plazo, la matifica durante todo el día y mejora la duración del maquillaje". Efectivamente, hidrata sin dar brillos. Si la uso a primera hora de la mañana mantiene las zonas secas de mi rostro todo el día hidratadas y suaves, y las zonas con más grasa se mantienen bastante matificadas. Hay días que noto la naricilla un poco grasa, pero bueno, milagros a Lourdes. En cuanto a la duración del maquillaje, nunca he tenido problema de que me durara poco, pero es lógico que si tienes la piel hidratada y sin exceso de sebo, todo maquillaje que pongas por encima va a quedar mejor y durará más tiempo.

Estoy muy contenta con esta hidratante porque, lo diré una vez más: es EQUILIBRANTE. Hidrata sin aportar grasa.



4. Contorno de ojos

Aloe Eye Defence de The Body Shop (15ml, 17€)

Lo probé porque el maquillaje en el contorno de ojos no me aguantaba bien, y me recomendaron este por no tener aceites. Me mantiene mejor el corrector de ojeras que el que usaba de Ziaja de aceite de oliva, pero a parte de eso no le veo gran cosa... Mis ojeras no tienen solución y es un poco como cualquier otro contorno. Está bien, pero para cuando se me acabe seguramente probaré con otro, más que nada por usar uno más baratito.








Tratamientos semanales

1. Exfoliante

Ahora mismo no tengo ningún exfoliante facial que me entusiasme... acepto sugerencias.


2. Mascarilla

Me he aficionado a las mascarillas de Montagne Jeunesse. Vienen en paquetitos de 17g por unos 2€ y se pueden encontrar en supermercados grandes. Simplemente escojo una específica para pieles grasas, puntos negros, purificante o similar. La uso en zonas grasas del rostro un día a la semana después de la exfoliación y por todo el rostro de vez en cuando, sobre todo antes de algún evento importante, porque siempre deja el rostro más uniforme y con mejor aspecto.

Si queréis detalles sobre mis traumas con las mascarillas caras, podéis visitar mi post sobre la Glam Glow.

Y hasta aquí por hoy! Bastante completito, no creéis? Es una selección de productos con buena relación calidad-precio. No me atrevo a decir que son low cost, pero son precios asequibles, nada que ver con Lancome, Chanel, Clinique, etc.





Espero que os haya interesado! Besotes!

Lau Potis


Sígueme también en facebooktwitter e instagram